Blog

Tocar sin escuchar

Está difícil no? Pero se puede y se hace bastante seguido.
Un aspecto al que le doy mucha importancia durante una clase de guitarra es intentar no sólo oír a mis alumnos, sino también escucharlos.
La diferencia entre oír a una persona y escucharla es gigante, ya que cuando escuchamos de forma activa demostramos que nos importa lo que nos están diciendo.
Los alumnos de una clase demandan atención en todo momento. De ahí que en la medida que nos sea posible, debemos esforzarnos para escuchar con atención aquello que nos quieran decir. Por lo menos así es que debemos hacer si queremos mejorar la relación.

Al no interactuar, corremos el riesgo de tener una relación distante y ello repercute negativamente. Las emociónes están al máximo cuando se trata de aprender algo que necesitamos para alcanzar un objetivo personal.

Si, cuando estamos con alguien, estamos con todas sus emociónes. Todas…
No es tan fácil dar una clase de guitarra que toque esa parte de la partitura…pero se puede. Se aprende mejor.

tus comentarios

Deja un comentario